viernes, 25 de abril de 2014

Publicado el viernes, abril 25, 2014 por con 0 comentarios

Clásicos de la Psicología: Ivan Petrovich Pavlov

Con Ivan  Pavlov, personalidad que da nombre a la calle donde está situada la Facultad de Psicología, inauguramos un ciclo de clásicos de la Psicología.
Ivan   Petrovich Pavlov (1849-1936), fisiólogo y psicólogo ruso, ingresó en la Universidad de San Petersburgo para estudiar Medicina y Química. Una vez doctorado, amplió sus conocimientos en Alemania dónde se especializó en fisiología intestinal y en sistema circulatorio. En 1890 ocupó la plaza de profesor de fisiología en la Academia Médica Imperial.

Autoría: Alan
En sus experimentos con perros dio lugar a la teoría del condicionamiento clásico. Este es un tipo de aprendizaje y comportamiento que se forma al combinarse dos estímulos. Consiste en aparear un estímulo natural con su respuesta natural y conectarlo con un segundo estímulo para generar una respuesta que no se da de forma natural. En el laboratorio Pavlov produjo varios estímulos (el sonido de una campana, madera, etc.) que se producían justo antes de dar comida a los perros. El simple sonido de la campana hacía que el animal comenzase a salivar incluso cuando no había comida.

Pavlov se percató de que había dos tipos de reflejos o respuestas de un animal a su entorno:
  • el reflejo natural e incondicionado como era la salivación del perro al empezar a comer;
  • el reflejo adquirido o condicionado que surge a través de una aprendizaje inconsciente, cuando el perro comienza a salivar ante el sonido de la campana porque el asocia dicho sonido al alimento.     
Así, si escuchas una canción relacionada con un evento emotivo de tu vida comienzas a sentir emociones relacionadas con la canción debido a que está ligada a dicho acontecimiento. La reacción es involuntaria. Lo más importante es que el condicionamiento clásico marca un comportamiento existente que se forma por un estímulo asociado.

Pavlov vislumbró el córtex cerebral como una complicada centralita en la que grupos de células eran responsables de los distintos reflejos. Siempre había espacio para que se crearán más reflejos pero también capacidad para modificar los existentes. ¿Qué implicaciones tiene esto para los humanos? Aunque la mayor parte del tiempo vivimos a través de hábitos o prejuicios culturales, estamos en condiciones de cambiar nuestros patrones culturales. Somos tan susceptibles de ser condicionados como cualquier animal, pero al mismo tiempo tenemos la capacidad de romper nuestros patrones si, en última instancia, no coinciden con nuestros intereses. A partir de nuestro entorno, podemos aprender qué respuestas son efectivas para nuestra vida y cuáles no.

La investigación de Pavlov tuvo un impacto importante en la escuela de la psicología conductista, que pretende explicar y predecir la conducta, y aportó luz sobre los aprendizajes animal y humano. También se le ha vinculado con otras teorías como: el condicionamiento operante de Skinner, el aprendizaje de signos de Telman o la Gestalt de Wertheimer.

Colección UAM: libros de I. P. Pavlov en el catálogo de la UAM.


Bibliografía consultada:

  • Butler-Bowdon, T. (2007). 50 clásicos de la Psicología. Málaga: Sirio
  • Hilgard, E. R. & Bower, G. H. (1975). Teorías del aprendizaje. México: Trillas
  • Frolov, Y. P. (1965). La actividad cerebral; estado actual de la teoría de Pavlov. Buenos Aires: Psique.

0 comentarios: