martes, 22 de abril de 2014

Publicado el martes, abril 22, 2014 por con 0 comentarios

La biblioteca como lugar de participación

Ciudadanía liberal T.H. Marshall
El profesor Julián Sauquillo González, Catedrático de Filosofía del Derecho de la UAM,   en su artículo "Reivindicación de la ciudadanía", señala la aportación de las bibliotecas en la defensa de la ciudadanía y la participación: "Algunas bibliotecas universitarias - como las de la Universidad Autónoma de Madrid- han dado un paso decisivo en el compromiso con los derechos de ciudadanía (...). Enseñan a los jóvenes, simplemente, qué es imprescindible conocer y reclamar hoy (...). Quizá porque puede ser olvidado en un futuro próximo si no se le reivindica". El profesor Sauquillo hace referencia a la Exposición "Perspectivas de ciudadanía", que se organizó en la Biblioteca de Derecho UAM, con motivo de la Semana de la Ciencia 2011. Entre los diversos paneles informativos que se expusieron sobre el concepto "ciudadanía" y que se han mantenido en la Hemeroteca desde entonces, destaca el de Ciudadanía Liberal de T.H. Marshall,  que divide los derechos en tres categorías: civiles, políticos y económicos. Sauquillo señala la importancia de que estos conceptos estén presentes entre las paredes de la biblioteca: "No hay mejor lugar para familiarizarse con una idea (...). Algo se mueve: las ideas salen de los depósitos, están entre los muros(...).La ciudadanía se aproxima ahora al lector.
El derecho a la protesta social
Esta misma línea pedagógica de fomentar el conocimiento de los derechos de la ciudadanía y la participación pública, se encuentra en  la Exposición sobre el Derecho a la Protesta Social que puede visitarse actualmente en la Biblioteca de Derecho. En la introdución a la misma, Roberto Gargarella afirma que "El derecho a la protesta social es el primer derecho" y aunque no desconoce la relevancia de otros derechos (a los que alude T.H. Marshal), señala que los derechos y libertades que permiten a la ciudadanía participar en la esfera pública y expresar su insatisfacción con determinadas decisiones políticas para exigir responsabilidades, son imprescindibles a la salud democrática.
En palabras del profesor Sauquillo, estas iniciativas son síntomas de un cambio "Si no defendemos a la ciudadanía, nos podemos quedar sin buenas bibliotecas"


0 comentarios: