jueves, 29 de enero de 2015

Publicado el jueves, enero 29, 2015 por con 0 comentarios

Hoy recomendamos: "De cine: aventuras y extravíos" de Eugenio Trías.

Hoy recomendamos el libro de Eugenio Trías “De cine”. Se trata de una obra póstuma que este filósofo apasionado de la música y el cine, dejó completamente preparada para su edición, antes de morir de cáncer.

El libro recoge 8 largos ensayos sobre sendos directores de cine, un “canon personal” (según explica el propio Trías en el prólogo de su obra) en el que no están todos los que consideraba grandes realizadores del cine, no en vano dejó preparado un cuaderno con un nuevo proyecto, donde trataría de otros grandes directores.


Estos ensayos versan sobre la vida y la obra de Fritz Lang, Alfred Hitchcock, Stanley Kubrick, Orson Welles, Francis F. Coppola, Andréi Tarkovski, Ingmar Bergman y David Lynch. En ellos, Trías plantea una idea central, la que nombra el capítulo dedicado a cada director, y que da coherencia y unidad al conjunto de su obra, desarrollándose en sus diferentes matices a lo largo de sus películas. No se estudian todas las obras de los cineastas escogidos, sí las que Trías consideraba imprescindibles o más valiosas.

El estudio de las distintas películas, que no están expuestas siguiendo un orden cronológico, muestra sus conexiones con la filosofía, la mitología o las artes. Se nota la pasión del autor por la música, que casi podemos oír sonar subrayando el ritmo de la acción de películas como “El resplandor”, mientras leemos sus ensayos.

Sin tecnicismos, dirigido a “todos los públicos”, pero de gran rigor intelectual (como dijo su íntimo amigo Rafael Argullol en la presentación del libro), con su erudición nos hace asomarnos con nuevos ojos a películas que ya conocíamos, o nos estimula a ver películas que nunca hubiéramos visto. 

Un libro de amante del cine que consigue conversos.

Eugenio Trías (Barcelona 1942-2013), considerado el pensador en lengua castellana más destacado desde Ortega y Gasset, realizó sus estudios de Filosofía en España y Alemania. En el momento de su muerte era catedrático emérito de la Universidad Pompeu Fabra, donde había sido catedrático de Historia de las Ideas desde el año 1992, tras su paso por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la que fue también catedrático.  En 2003 fue investido doctor honoris causa por la Universidad Autónoma de Madrid, con el discurso titulado “Música y filosofía del límite” avance de su libro “El silencio de las sirenas (Argumentos musicales)”.

Enlaces:



0 comentarios: