miércoles, 22 de abril de 2015

Publicado el miércoles, abril 22, 2015 por con 0 comentarios

Concurso mejor película: "En el nombre del padre"


"En el nombre del padre" es otra de las finalistas en el Concurso mejor película jurídica de la Biblioteca de Derecho, y fué dirigida por Jim Sheridan en 1993.

Está ambientada en la Irlanda de los años 70. El protagonista, Gerry, es acusado de participar en un atentado terrorista y condenado a cadena perpetua con "los cuatro de Guildford". También su padre es arrestado y encarcelado. Con la ayuda de una abogada entregada a la causa Gerry se propone demostrar su inocencia, limpiar el nombre de su padre y hacer pública la verdad sobre uno de los más lamentables errores legales de la historia reciente de Irlanda.

En las décadas de los sesenta y setenta proliferaron en Europa una serie de grupos terroristas de diversa índole (...) muchos Estados europeos idearon auténticas aberraciones jurídicas llamadas en general con el apelativo de leyes especiales contra el terrorismo. Reino Unido, Francia, Italia o Alemania aprobaron leyes, del tipo que pretenden aprobar o han aprobado recientemente incluso Reino Unido y Estados Unidos, en las cuales, en aras de la protección contra el terrorismo, se permitían actos de dudosa legalidad en una democracia, tales como la anulación absoluta de cualquier mínimo de derechos básicos para quienes eran investigados y arrestados en acogimiento a las mencionadas leyes.



Uno de los aspectos más destacados y condenables de aquellas leyes eran las detenciones preventivas: las fuerzas de seguridad del Estado podían retener a sospechosos (fundada o infundadamente durante largos períodos de días e incluso semanas, para ser investigados e interrogados sin la presencia de abogado y con total ausencia de las mínimas garantías de habeas corpus.
“¿Qué diferencia a los policías de la película a aquellos de la Brigada Político-Social de Franco?. Ambos buscaban culpables prescindiendo de si las confesiones eran o no auténticas, incluso si a costa de ello los verdaderos responsables huían para siempre, todo con el objeto de mantener la hipócrita fachada de orden y control.
Se puede esperar eso de una dictadura de corte fascista,  pero no es de recibo en supuestas democracias de derecho como el Reino Unido de los setenta o los Estados Unidos de hoy, con sus Guantánamos...

En su momento se la calificó como película antibritánica y se creó cierta polémica por el retrato que daba del gobierno y policía británicos y norirlandeses por criticar en una película las detenciones arbitrarias, las torturas, las condenas injustas, los regímenes corruptos, la justicia incompetente...

Puede ser un aviso de que lo que ocurrió en el pasado puede darse y se está dando, en el presente y en el futuro inmediato, y en cualquier geografía.

Fuente: http://39escalones.wordpress.com/2007/04/20/cine-para-pensar-en-el-nombre-del-padre/

0 comentarios: