martes, 21 de abril de 2015

Publicado el martes, abril 21, 2015 por con 0 comentarios

Concurso mejor película jurídica: "12 hombres sin piedad"

"12 hombres sin piedad", película finalista en el Concurso mejor película jurídica,  dirigida por Sidney Lumet, en 1957, con guión de Reginald Rose.

La película trata sobre el juicio de un homicidio en el que 12 hombres tienen que deliberar sobre el futuro de un muchacho, dictaminando si es culpable o inocente del asesinato de su padre.  11 de los 12 miembros del jurado opinan que es culpable, pero el miembro número 8 (Henry Fonda) tiene en cuenta diferentes argumentos que se han citado en el juicio, y hace que surja la duda sobre la culpabilidad del muchacho. Poco a poco hace que los demás vayan cambiando de opinión y que éstos se den cuenta de otros factores que no habían sido analizados en el juicio.

La película trata uno de los principales trámites a desarrollar en los juicios por Jurado, el proceso de deliberación. No sólo tiene en cuenta las dificultades que conlleva el llegar a un veredicto unánime bajo la regulación imperante en Estados Unidos, sino que destaca otras debilidades del sistema judicial, como el prejuicio o parcialidad del jurado hacia el imputado.

En esta materia,  España ha adoptado el sistema clásico de juicio por Jurado, a diferencia del modelo europeo que consiste en un tribunal mixto compuesto por miembros profesionales y legos en Derecho. Sin embargo, el sistema del Jurado existente en España y regulado por  la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado 5/1995 (LOTJ) es hasta cierto punto único, en particular en lo que respecta a la fase del veredicto: es decidido por mayoría y además debe ser «motivado» de forma similar a la propia decisión judicial. Es este último punto lo que más controversias suscita, además de conflictos jurisprudenciales en instancias judiciales superiores españolas que dan lugar con frecuencia a la anulación de veredictos e incluso de la totalidad de la sentencia.

Estas cuestiones sin duda hacen que los ciudadanos sean reticentes para actuar como miembros de un Jurado, al igual que, en términos generales, hace cuestionar la propia supervivencia de la institución del Jurado, al menos en España. Diversos sondeos de opinión pública muestran que los ciudadanos tienen menos confianza en la llamada «justicia no profesional» que en la justicia profesional.

Por ello, la película "12 hombres sin piedad" sigue considerándos como una de las mejores de todos los tiempos desde la perspectiva de los estudiosos de la institución del Jurado y quizás desde el punto de vista de muchos espectadores.

Fuente consultada: Jimeno Bulnes, Mar. "Un argumento diferente para 12 hombres sin piedad desde la perspectiva española: el veredicto y la regla de la mayoría".(RJDE 28 A 390)

0 comentarios: