jueves, 21 de mayo de 2015

Publicado el jueves, mayo 21, 2015 por con 0 comentarios

Hoy recomendamos: "Chavs. La demonización de la clase obrera" de Owen Jones

"Pretender que la clase trabajadora ya no existe -"hacerla desaparecer", si se quiere-, se ha revelado particularmente útil desde el punto de vista político"


Desde su llegada al poder en 1979 Margareth Tatcher introdujo y consolidó una economía basada en las finanzas, aplicó una estricta política de recortes, acabó con gran parte de la industria (y las minas) y con ello, con el poder del movimiento obrero; una opción de desarrollo que no era ajena a su ideología. 
Desde ese momento la desigualdad en la sociedad inglesa ha ido en aumento pero ha venido acompañada de un discurso que, lejos de explicarla como problema social que requiere de la intervención de un estado fuerte que reparta la riqueza, la justifica como resultado de la distinta capacidad de los individuos que la forman. Se ha implantado una visión de la sociedad que niega el concepto de lucha de clases, afirma frente a ello que en la sociedad existen individuos independientes que pueden alcanzar la riqueza si lo merecen, si se esfuerzan lo suficiente. Los vagos, pendencieros que viven de las ayudas sociales y las subvenciones estatales, son los chavs, un término despectivo que caricaturiza a la clase obrera.

En este ensayo Owen Jones analiza este proceso, ilustrándolo con muchos testimonios directos de políticos, periodistas y trabajadores, y describe la situación actual de la clase obrera inglesa. Esta edición incluye además un epílogo sobre los disturbios que tuvieron lugar en Inglaterra durante el verano de 2011.

Un síntoma del fracaso de la izquierda es que este discurso ha empapado a toda la sociedad inglesa, se ha convertido en la visión dominante que abrazan tanto laboristas como conservadores (en un proceso de aproximación de los partidos tradicionales que tanto recuerda a otros países), una visión estereotipada de las clases más desfavorecidas que los medios de comunicación de masas, también dominados, como la política, por las clases medias (cada día son menos los políticos y periodistas que provienen de la clase trabajadora), apuntalan cada día.

Enlaces:
Películas relacionadas con el tema en la colección de la Biblioteca de Psicología:

0 comentarios: