lunes, 29 de febrero de 2016

Publicado el lunes, febrero 29, 2016 por con 0 comentarios

Hoy recomendamos: "Atrapados" de Nicholas Carr

Los ordenadores están actualmente realizando operaciones que creíamos muy lejos de sus posibilidades, la automatización no sólo está sustituyendo al hombre en los oficios y trabajos más onerosos, camina hacia la emulación del cerebro humano, reemplazándolo en operaciones intelectuales cada vez más complejas y llegando a ser una herramienta imprescindible en nuestras relaciones sociales y nuestro acercamiento e interpretación del mundo.
Hoy sugerimos el ensayo de Nicholas Carr "Atrapados: cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas", que pone de manifiesto las consecuencias humanas más negativas de la automatización. Una obra que nos propone, entre otras cosas, un recorrido por el pensamiento ambivalente sobre la relación entre hombre y máquina, que ha acompañado al desarrollo tecnológico.
Incluso si no compartimos las tesis del autor, no está demás reflexionar sobre el empleo que hacemos de la tecnología y ser conscientes que, en muchas ocasiones, sirve a intereses económicos ajenos a los intereses sociales y que hemos de hacer un uso responsable de ella para no convertirnos en sus esclavos.
Nicholas Carr escritor estadounidense especializado en tecnología, empresa y cultura, fue editor ejecutivo de la Harvard Business Review, es miembro del consejo editorial de la Enciclopedia Británica y colaborador habitual en diversos medios periodísticos. Es famoso por sus polémicos juicios en torno al mundo de las tecnologías. Su anterior obra "Superficiales: qué está haciendo internet con nuestras mentes", fue nominada en 2011 al Premio Pulitzer.

Para contrastar sus tesis te sugerimos también que te acerques a la visión contraria a través de los trabajos del experto en nuevas tecnologías Enrique Dans, quien en un artículo escrito para rebatir las tesis de “Atrapados” argumentaba que lo que nos muestra Carr es un estadio de lo que él considera un proceso no terminado, a lo largo del cual todavía cambiará y se reajustará la relación existente entre hombre y máquina.

0 comentarios: