miércoles, 22 de junio de 2016

Publicado el miércoles, junio 22, 2016 por con 0 comentarios

Recomendaciones veraniegas: universo Hitchcock

Alfred Hitchcock fue un precursor, un maestro, un visionario en el género cinematográfico del suspense y del llamado terror psicológico.


Él mismo definió el suspense así: "Imagínese a un hombre sentado en el sofá favorito de su casa. Debajo tiene una bomba a punto de estallar. Él lo ignora, pero el público lo sabe. Esto es el suspense"

Qué podemos decir que no se haya dicho ya. Ríos de tinta se han vertido sobre su vida y obra.

En esta entrada, tras una breve introducción a tan singular personalidad, os vamos a recomendar dos películas de él y una última sobre él.

Antes, una pequeña sugerencia: para disfrutar más y mejor de esta lectura, os aconsejamos escuchar de fondo alguna de las canciones que se incluyeron en las bandas sonoras de sus películas. Por ejemplo, la música compuesta por Bernard Herrmann  para North by Nortwest (Con la muerte en los talones).

Breve biografía
Nació un 13 de agosto de 1899. Un día 13 que, lejos de traerle mala ventura, auguró una prolífica carrera como director de cine. Educado en la fe católica, en Inglaterra, fue un gran tímido. La muerte de su padre cuando él contaba 16 años le hizo dejar de estudiar y empezar a trabajar. Era conocido por gastar bromas pesadas a sus actores. En su epitafio podemos leer: "Esto es lo que hacemos con todos los chicos malos". 

Es notable la influencia de la literatura en su obra fílmica, ejemplos de ellos son -por nombrar solo algunos- las novelas "Strangers on a train" de Patricia Highsmith, o la Rebecca de Daphne du Maurier. Le encantaban los libros de Edgar Allan Poe (algo que nos da alguna que otra pista) y de Charles Dickens (como buen británico).

Hitchcock rodó más de cincuenta películas a lo largo de seis décadas; ninguna se llevó el Óscar. Innovaciones técnicas como los largos planos secuencia tan o los giros argumentales influenciaron a un gran número de cineastas, por ejemplo, Truffaut, Chabrol, Roman Polanski o Martin Scorsese.



Las temas recurrentes en sus películas proceden de muchas de sus pesadillas y miedos de infancia y de sus obsesiones adultas: los pájaros, el voyeurismo, la sexualidad, el exhibicionismo, el fetichismo, la figura de la madre y las mujeres rubias.

Algo característico del director fueron sus fugaces cameos en las películas que rodaba.
En "Náufragos", donde parecía imposible su aparición, se las ingenió para que su foto apareciera en un periódico anunciando píldoras adelgazantes.

Introdujo el concepto de McGuffin y lo usó por primera  vez en 39 escalones y es la la fórmula secreta que recuerda el memorista circense. Hubiese sido lo mismo si hubiese sido una clave de acceso a un banco, una lista de nombres de espías o cualquier otra excusa argumental.


   

Ahora que ha empezado el préstamo de verano y, si os cansáis de tanta playa, es un buen momento para zambullirse en en el universo Hitchcock o para volver a ver alguna de las obras maestras del cine. Os recomendamos:

Vértigo de entre los muertos (1958)
Candidata a dos premios Óscar. Fue elegida el 2 de agosto de 2012 como la mejor película de todos los tiempos. Su guión está basado en la novela Sueurs froides: d'entre les morts escrita por Pierre Boileau y Thomas Narcejac.

Los protagonistas fueron encarnados por James Stewart y Kim Novak. La película habla de la obsesión, la parálisis psicológica y física, y la frágil naturaleza del amor. Truffaut, destaca la atmósfera erótica de la película en la que se multiplican las escenas que aluden a la impotencia sexual del protagonista.


North by the Nortwesth / Con la muerte en los talones (1949)
Esta película se llevó tres candidaturas a los Oscar: al mejor guion original, a la mejor dirección y al mejor montaje. Forma parte del AFI's 10 Top 10 en la categoría de "Películas de misterio".

Algunas de las secuencias se recuerdan especialmente por el impacto de sus imágenes: Thornhill en un sembrado perseguido por una avioneta de fumigación, la rodada de incógnito en la sede de la ONU en Nueva York.

Esta película se presenta como un extraño testimonio del humor de Hitchcock ya que, siendo una película de suspense, aparecen momentos realmente cómicos, como la persecución en el Monte Rushmore (Hithcock valoró que Cary Grant se escondiese en una de las fosas nasales del presidente Lincoln).


Hitchcock (2012)
Su argumento nace del libro Alfred Hitchcock and the Making of Psycho de Stephen Rebello, que trata sobre el rodaje de la película Psicosis (1960), una de las joyas de Alfred Hitchcock. Nos encanta el final de la película, pero no  podemos hacer un spoiler a los que aún no la habéis visto.


Para terminar, el gran Goddard dijo sobre Hitchcock en «Histoire(s) du cinéma», que éste había triunfado donde fracasaron Napoleón y Hitler.  Y que - al contrario que ellos- Hitchcock había conseguido el control del universo. Ni más ni menos.


Fuentes: 



No olvides preparar tu maleta de verano en nuestras bibliotecas.

0 comentarios: