viernes, 28 de octubre de 2016

Publicado el viernes, octubre 28, 2016 por con 0 comentarios

Fantástico instrumento

Hasta el 2 de abril 2017

La Fundación Telefónica nos trae una sorpresa con su exposición dedicada al theremin, un instrumento musical de sonido fantasmagórico. Theremin: el instrumento intocable recorre la vida de Lev Sergeyevich Termen (1896-1993) y de sus inventos, en especial el aetherophone, más conocido por el nombre theremin. Este instrumento, creado en 1919, se considera el primer instrumento electrónico de la historia.

Lev Termen desarrolló su instrumento mientras investigaba la detección del movimiento a través de las ondas. Entonces descubrió que la presencia de un objeto en un campo electromagnético alteraba la frecuencia reproducida por el dispositivo.

En el theremin el sonido se produce cuando algo vibra. La vibración es producida por la corriente eléctrica que genera el instrumento mediante un sistema de válvulas y bobinas. Esta corriente eléctrica crea un campo electromagnético en el que las manos del músico interfieren al acercarse a sus antenas, controlando las oscilaciones de la corriente y creando ondas de sonido. La música brota del instrumento sin que las manos del músico lleguen a tocarlo.


Clara Rockmore fue la primera concertista de theremin e importantes músicos lo han incorporado en sus orquestaciones, como Radiohead, Rolling Stones, Kitaro, Blur, Simon & Garfunkel, Elvis Costello, King Crimson, Talking Heads, Led Zeppelin o Pink Floyd. No obstante, su éxito ha sido más evidente en el cine y las primeras películas sonoras de ciencia ficción aprovecharon su sonido electrónico y futurista.

El theremin suena en el film de Billy Wilder Días sin huella, de 1945, y unos meses después Alfred Hitchcock la empleó en Recuerda. En ambos casos,  la banda sonora corrió a cargo del compositor Miklós Rózsa. El theremin también está presente en películas como El enigma de otro mundo (1951), Planeta prohibido (1956),  Los diez mandamientos (1956) o en algunas de las obras de Tim Burton, como Ed Wood (1994) o Mars Attacks! (1996).

Últimamente también hemos podido ver a Sheldon Cooper tocando el theremin, practicando Nobody knows the problem I've seen
GuardarGuardar