jueves, 27 de octubre de 2016

Publicado el jueves, octubre 27, 2016 por con 0 comentarios

Luces, cámara, educación (1): Matar a un ruiseñor

Luces, cámara, educación es el título escogido por la Biblioteca de Educación de la UAM para hablar sobre cine y educación.

En esta ocasión queremos recomendaros la película  To Kill a Mockingbird (Matar a un ruiseñor) de Robert Mulligan, basada en la novela de Harper Lee. Esta película es un ejemplo perfecto de película repleta de valores pedagógicos sin que aparezca la figura de un educador como eje principal. Este papel se le concede al abogado Atticus Finch que sin ser maestro, su profesión (abogado) y papel de padre hacen de él un educador superlativo.

Scout y Jem son los hijos de Atticus Finch. Aunque su padre,  Atticus (Gregory Peck), se preocupa por su educación, son los niños y su capacidad para indagar, preguntar y meterse en líos, los que consiguen aprender y descubrir el mundo en el que viven. Este planteamiento, nos recuerda a la filosofía educativa de escuelas como María Montessori o Waldorf Astoria.

Atticus Finch encarna los valores que todos desearíamos tener: integridad, confianza, talento, valentía o aplomo, además de amor, cariño, respeto y devoción por sus hijos y para ayudar a sus vecinos. Finch es esa voz de la humanidad civilizada frente a las injusticias propias del racismo, tan arraigadas en los estados sureños de la época.
 
En conclusión, es una obra maestra cinematográfica cargada de valores humanos. Nos quedamos con dos escenas que creemos encarnan a la perfección los valores señalados:

1) al final del juicio cuando el reverendo negro que ha estado asistiendo al juicio desde el graderío, al igual que el resto de la comunidad negra, obliga a los hijos de Atticus a ponerse de pie. Entonces, los niños lo miran sin entender una palabra y éste les dice “Pónganse de pie, niños, que está pasando su padre”.

2) La escena en la que Jem y Scout, como niños inocentes que son, consiguen aplacar a la banda de vecinos armados. Como diría Julián Marías, esta película es la quintaesencia del cine personal (en este caso, encarnado en la figura tierna e infantil de los hijos de Atticus).


Ficha técnica de la película Matar un ruiseñor (ver la ficha técnica en FilmAffinity)
  • Estados Unidos, 1962, 129 min.
  • Director: Robert Mulligan
  • Guión: Horton Foote (Novela: Harper Lee)
  • Música: Elmer Bernstein
  • Fotografía: Russell Harlan (B&W)
  • Reparto: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Phillip Alford, John Megna, Frank Overton, Rosemary Murphy, Robert Duvall
  • Productora: Universal. Productores: Alan J. Pakula, Robert Mulligan
  • Género: drama, racismo
  • Sinopsis: Adaptación de la novela homónima de Harper Lee. En la época de la Gran Depresión, en una población sureña, Atticus Finch (Gregory Peck) es un abogado que defiende a un hombre negro acusado de haber violado a una mujer blanca. Aunque la inocencia del hombre resulta evidente, el veredicto del jurado es tan previsible que ningún abogado aceptaría el caso, excepto Atticus Finch, el ciudadano más respetable de la ciudad. Su compasiva y valiente defensa de un inocente le granjea enemistades, pero le otorga el respeto y la admiración de sus dos hijos, huérfanos de madre. 



0 comentarios: