martes, 21 de junio de 2016

Publicado el martes, junio 21, 2016 por con 0 comentarios

La música en el Quijote

Hoy 21 de junio se celebra el Día de la Música y con tal motivo os contamos las múltiples  referencias a la música en El Quijote.



En unos casos como referencia digamos, externa; en otros como sujeto actor de la música, como músico que toca el laúd.

La referencia musical se plantea, en la mayoría de los casos, como elemento de conquista amorosa. Así por ejemplo, en el capítulo XLVI de la segunda parte:

Don Quijote muerde presto el anzuelo dispuesto por Altisidora: “Haga vuestra merced, señora, que se me ponga un laúd esta noche en mi aposento, que yo consolaré lo mejor que pudiere a esta lastimada doncella”. 

Cuando don Alonso Quijano se retira, recuperada la desmayada Altisidora, ésta apostilla: “Menester será que se le ponga el laúd, que sin duda don Quijote quiere darnos música, y no será mala, siendo suya”.

En otro momento, durante su incursión en Sierra Morena (I-23) don Quijote se permite un comentario que cambia nuestra apreciación del personaje: «Quiero que sepas, Sancho, que todos o los más caballeros andantes de la edad pasada eran grandes trovadores y grandes músicos, que estas dos habilidades, o gracias, por mejor decir, son anejas a los enamorados andantes.

Además de como elemento de conquista amoroso, la música también es descrita como signo festivo. Así, después de una etapa de la parada ruidosa en la que los figurantes disparan arcabuces, se escucha llegar una música dulce y Sancho Panza espeta: “donde hay música no puede haber cosa mala”. Más adelante aclara este juicio pues “la música siempre es indicio de regocijo y de fiestas”.

Calificada por muchos -entre ellos Batjín- como una obra polifónica, el elemento musical es, pues, omnipresente: lo encontramos en las propias voces de los personajes que van a apareciendo o cada vez que comienza una nueva aventura. Tal como observa Sancho en uno de los episodios más chuscos (I-20) a la pregunta de don Quijote «¿Qué rumor es ese? Alguna cosa nueva debe de ser, que las aventuras y desventuras nunca comienzan por poco».

Efectivamente, como muchos estudiosos de la obra han señalado, es en la segunda parte de El Quijote en la que son más pródigas las referencias a la música. Estas menciones a la música y a instrumentos de la época nos ayudan a conocer qué música se interpretaba a comienzos del siglo XVII y cómo se interpretaba. Estos son algunos de los instrumentos que se mencionan: guitarras, laúdes, dulzainas, vihuelas y hasta gaitas zamoranas o zampoñas (flautas de los pastores).




Fuentes:

Fuente de la imagen: musica antigua