viernes, 7 de julio de 2017

Publicado el viernes, julio 07, 2017 por con 0 comentarios

Clásicos de la Psicología: Jacob R. Kantor y la ciencia del comportamiento

Jacob Robert Kantor ha revolucionado la forma de entender la psicología. Su aproximación naturalista al estudio de la psicología como un sistema científico coherente y con entidad propia, es la herencia que nos deja su obra. A lo largo de su vida, centró sus esfuerzos en el desarrollo de la teoría interconductual. Su teoría, muchas veces ignorada, ha influido fuertemente en la psicología tanto a nivel teórico como a nivel experimental. Sin duda, la obra de Kantor es una lectura fundamental para cualquier estudiante de psicología.
Kantor (1888-1984) nace en Pennsylvania, hijo un rabino ortodoxo alemán. Se matriculó en la Universidad de Chicago con la intención de desarrollar sus estudios en química; sin embargo, allí fue donde descubrió su amor por la psicología (O’Donohue, Henderson, Hayes, Fisher, & Hayes, 2001). En 1917 deposita su tesis titulada La naturaleza funcional de las categorías filosóficas, en la que desarrolla las bases filosóficas para su crítica a la reificación de las abstracciones en los estudios de psicología (Mountjoy & Hansor, 1986).
“La importancia de la filosofía general radica en su influencia sobre formulaciones filosóficas especiales y en su impacto sobre las suposiciones básicas del científico” (Kantor, 1978, p.20)
Tras doctorarse, trabajó en el Departamento de Psicología de la Universidad de Indiana hasta jubilarse en 1950. La Universidad de Indiana en aquellos años era una de las instituciones más importantes en la investigación científica en psicología, ya que habían abierto el segundo laboratorio de psicología experimental de los Estados Unidos.  Pronto fue valorado académicamente entre sus colaboradores, lo que le dio la posibilidad de fundar en 1937 la revista: The Psychological Record (Morris, Higgins, & Bickel, 1982). Toda su trayectoria posterior fue dirigida a alcanzar una ciencia objetiva de la psicología para que pasase a ser considerada una más dentro de las ciencias naturales (Mountjoy & Hansor, 1986). Con el mismo objetivo Kantor propuso y desarrolló la teoría interconductual en el estudio de los eventos psicológicos.
“Todavía es necesario subrayar que los eventos psicológicos son, en todos los aspectos, tan naturales como las reacciones químicas, las reacciones electromagnéticas, la radiación o la atracción gravitacional”. (Kantor, 1978, p.5)
La teoría interconductual es una de las principales aportaciones teóricas hechas por Kantor. El objetivo de estudio de la psicología, según su teoría, sería la interrelación de la conducta de los organismos biológicos con lo que les rodea. No se puede estudiar la conducta aislada de los organismos, para estudiar su comportamiento hay que incluir su relación con el contexto. Es esta relación a lo que Kantor se refiere cuando habla de interacciones psicológicas. Las interacciones psicológicas tienen diferentes características, éstas son: diferenciales, integrativas, variables, modificables, demorables e inhibitorias (Kantor, 1975/2015). Además, todas las interacciones psicológicas son históricas, esto es, se originan en los contactos repetidos de los individuos con el contexto. Así la fórmula de todo campo psicológico o interacción es: E↔R (Kantor, 1975/2015).

Otra de las aportaciones de la teoría de Kantor es su énfasis en superar el dualismo en la investigación en psicología. Su forma naturalista de proponer la ciencia de la psicología se fundamenta en la observación científica como método principal de investigación. Esta observación será dirigida a los eventos psicológicos que se dan en contextos naturales o en contextos experimentales. Su perspectiva adualista critica que se explique la conducta mediante constructos psicológicos abstractos. Su teoría se adhiere estrictamente a los principios del trabajo científico (Kantor, 1975/2015, p. 443).
 “En la formulación interconductual de campos no sólo quedan excluidos todos los principios psíquicos e internos, sino que también se les niegan privilegios explicativos a los tejidos y funciones neurales” (Kantor, 1962, p. 586)
En la anterior cita, Kantor no niega la existencia de la biología que permite la conducta -ya que somos organismos biológicos-. Sin embargo, enfatiza la importancia de no caer en un reduccionismo biológico para explicar la conducta. La contribución de Kantor a la psicología es innegable. Kantor tuvo influencia directa sobre el trabajo de Skinner (Morris, et al., 1982), sobre la expansión del conductismo en México (Mountjoy & Hansor, 1986) y sobre el desarrollo del análisis de conducta por su influencia en autores como Bijou y Baer (Morris, et al., 1982).

El trabajo de Kantor ha servido para criticar el dualismo en la psicología y el mecanicismo de ciertas formas de entender el comportamiento humano. También ha servido para crear una teoría psicológica que soporte las exigencias del estudio científico del comportamiento humano y desarrollar una metodología observacional centrada en la relación entre la conducta y el contexto. Su obra es constructiva. Aparte de ser una crítica lúcida de la investigación en psicología, supone un avance en el desarrollo de la psicología como ciencia.

Referencias:
- Kantor, J. R. (1990). La evolución científica de la psicología. México: Trillas.
- Kantor, J. R. (1978). Psicología Interconductual: un ejemplo de construcción científica sistemática. México: Trillas.
- Kantor, J. R. (1975/2015). La ciencia de la psicología: un estudio interconductual. New Orleans: University Press of the South.
- Morris, E. K., Higgins, S. T., & Bickel, W. K. (1982). The influence of Kantor’s interbehavioral psychology on behavior analysis. The Behavior Analyst, 5(2), 159-173.
- Mountjoy, P. T., & Hansor, J. D. (1986). Obituaries: Jacob Robert Kantor (1888 - 1984). American Psychologist, 41, 1296-1297.
- O’Donohue, W., Henderson, D., Hayes, S., Fisher, J., & Hayes, L. (2001). A History of the Behavioral Therapies: Founders’ Personal Histories. New Harbinger  Publications.

Más información:
Jacob R. Kantor en el catálogo de la UAM.


0 comentarios: