lunes, 2 de junio de 2014

Publicado el lunes, junio 02, 2014 por con 0 comentarios

Clásicos de la Psicología. Carl Rogers y la terapia centrada en la persona

Carl  Rogers (Chicago 1902- San Diego 1987) se licenció y doctoró en Piscología por la Universidad de Columbia en 1931, pero no será hasta 1940 cuando consiga una Cátedra en la Universidad de Ohio pasando luego a Chicago donde establece un centro de asesoramiento.
  • Su mayor contribución a la Psicología ha sido su terapia centrada en el cliente (1951) dentro del campo de la psicoterapia humanista. La esencia de este enfoque psicoterapéutico es que la persona, no paciente, es responsable de la mejora de su vida. Con esta idea se aparta deliberadamente tanto de los enfoques psicodinámicos y conductistas como de la Medicina, donde los pacientes son diagnosticados por un especialista y reciben un tratamiento.
  • Las características básicas de Rogers para su terapia no directiva son:
    1. La confianza en el cliente y en su capacidad de solucionar problemas.
    2. El terapeuta no dirige pero es fundamental su comprensión para ayudar al paciente a desarrollar sus problemas.
    3. La empatía para entrar en el mundo del cliente y comprender sus vivencias.
    4. El respeto por la forma de ser del cliente, sin convertirse en censor de sus pensamientos, ideas o actidudes.
    5. Por otra parte, el cliente es una persona activa y participativa en la resolución de sus problemas y es quien decide iniciar este proceso psicoterapéutico. 
    6. Dentro de la relación terapéutica, cliente y psicoterapeuta tienen el mismo estatus de modo que el cliente es totalmente libre para dirigir su propio camino de desarrollo personal.
    7.  El terapeuta favorece los cambios en el cliente pero en ningún momento dirige las sesiones.
  • El terapeuta ayuda al paciente a situarse en el presente, lo que es fundamental en la terapia que plantea Rogers:
    • Centrar la atención en los afectos, sentimientos y no en los aspectos intelectuales.
    • El presente toma valor frente a las experiencias del pasado.
    • El cliente comprende que tiene un problema y puede solucionarlo, que son sus experiencias pasadas las que no le dejan avanzar, y no el presente que puede modificarse.
    • Los síntomas desaparecen y el yo emerge con coherencia frente a los conflictos iniciales.
    • La persona expresa mejor sus sentimientos, sus percepciones son más acordes con la realidad, y es cada vez más eficaz en la resolución de problemas.                                                         
    • Su conducta se modifica y es percibida por los otros como más socializada y madura. 
    • El sujeto se revela como un ser más creativo, con mayor capacidad para adaptarse a cada situación especial y a cada nuevo problema.      
    •       
  • "El proceso de convertirse en persona" (1961) es la obra que refleja con mayor exactitud el tipo de terapia que propone. El terapeuta no es una persona que cura a otra que está enferma sino alguien que la comprende y se convierte en su asesor. El protagonismo recae en el paciente. Entre los dos se establece una relación con un diálogo comprometido e intenso. La otra persona descubre la capacidad de utilizar esa relación para crecer y se produce un cambio y desarrollo personal.  Explora lo que hay detrás de la máscara que presenta al mundo, e incluso de la máscara con la que se ha estado engañando a sí mismo.
  • Más allá de su terapia centrada en la persona, la aportación de Rogers, incluso entre quienes no comparten su enfoque humanista,  radica en poner en valor las habilidades del terapeuta (confianza, empatía...) y  en el enfoque positivo de la psicoterapia. La obra de Rogers se ha tenido en cuenta en los programas de asesoramiento educativo y asesoramiento psicológico y ha influido en  la actual Psicología positiva.
  • Libros de Carl Rogers en el catálogo de la UAM        
  • Bibliografía consultada:
    • Benson, N. (2005). Psicología para todos. Barcelona: Paidós
    • Brazier, D. (1997). Más allá de Carl Rogers. Bilbao: Desclée de Brouwer
    • Butler-Bowdon, T. (2007). 50 clásicos de la Psicología. Málaga: Sirio
    • Farber, B., Brink, D. & Raskin, P. (2001). La psicoterapia de Carl Rogers: casos y comentarios. Bilbao: Desclée de Brouwer
    • Ferrándiz, A. (2001). Lecturas de historia de la Psicología. Madrid: UNED
    • Giordani, B. & Marroquín Pérez, M. (1997). La relación de ayuda: de Rogers a Carkhulff. Bilbao: Desclée de Brouwer

0 comentarios: