miércoles, 19 de junio de 2019

Publicado el 6/19/2019 11:00:00 a. m. por con 0 comentarios

Literatura en viñetas (5): Persépolis (Marjane Satrapi, 2003)

La autora de cómics Marjane Satrapi (Rasht, Irán, 1969) consiguió fama internacional con Persépolis. Una obra autobiográfica que cosechó un gran éxito tanto de crítica como de público, recibiendo varios premios (entre ellos el prestigioso Premio al Autor Revelación del Salón del Comic de Angulema) y llegándose a realizar una adaptación al cine (Persépolis, 2007) que fue nominada en los Oscars de 2008 como Mejor Película de Animación y que obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes 2007.

Persépolis narra el periplo vital de su autora desde su Irán natal hasta su exilio voluntario en Francia en 1994, donde acaba desarrollando su carrera artística. El relato comienza cuando a Marjane Satrapi con 10 años es obligada, junto con todas sus compañeras, a llevar el velo en el colegio. En 1979 había estallado la llamada “Revolución Islámica” y en 1980, nuestra protagonista pasó de ir un colegio francés y laico a llevar el velo por obligación y a ir a clases segregadas por sexo.  Hija de una familia de clase media alta con una educación occidental, la mirada de Marjane, con tan solo 10 años, ya es crítica y no hace más que cuestionar los cambios sociales que trae consigo el nuevo régimen, una república Islámica. Una mirada crítica que se combina con su inocencia y su gran capacidad de imaginación, que la lleva a mantener conversaciones con Dios o soñar con llegar a ser algún día la última profeta que siga los pasos de Jesús y Mahoma. A partir de entonces, su vida se desarrolla entre sus inquietudes vitales como persona y los contantes conflictos que surgen en su entorno por vivir en una sociedad dirigida por la religión. Su lucha por vivir con libertad como mujer y como artista construyen un relato lleno de fuerza, resiliencia e inspiración. Marjane Satrapi deja que nos asomemos a su propia historia donde somos testigos de cómo una sociedad tan religiosa acaba influyendo en lo cotidiano de las personas y tanto su día a día como sus aspiraciones vitales quedan marcadas inexorablemente.

El estilo de dibujo de Satrapi es muy personal, muy próximo a las ilustraciones de cuentos infantiles. De hecho, antes de adentrarse en el mundo del cómic, trabajó muchos años ilustrando libros para niños y niñas. Su dibujo es sencillo, en blanco y negro, casi sin decorados y con tamaños de viñetas muy uniformes. El trazo grueso de las ilustraciones, los juegos de sombras (que nos recuerdan a la pintura del expresionismo alemán) y los rasgos de los personajes que parecen tomados de antiguas ilustraciones persas, dan un toque encantador al cómic que por momentos parece más un libro de antiguas leyendas que un reflejo de la historia reciente de Irán.

La propia autora declaró que su motivación “no ha sido escribir sobre mi vida sino sobre la historia de mi país”. Sin embargo, Persépolis contiene tanto la historia de Irán, como el relato vital de su autora. Dos caras de la misma moneda que hacen de este cómic una lectura apasionante.

0 comentarios: