jueves, 22 de octubre de 2015

Publicado el jueves, octubre 22, 2015 por con 0 comentarios

Clásicos de la Psicología: John B. Watson

“Dadnos una docena de niños sanos, bien formados y un mundo apropiado para criarlos, y garantizamos convertir a cualquiera de ellos, tomado al azar, en determinado especialista”
Watson, J.B. (1929). Behaviorism

John Broadus Watson (1878 – 1958) fue uno de los psicólogos más importantes del siglo XX, conocido por fundar la Escuela Psicológica Conductista, que inauguró en 1913 con la publicación de su artículo “Psicología vista por un conductista”. Es conocido también por su controvertido experimento con el Pequeño Albert.

Nació en el seno de una familia extremadamente religiosa (lo que algunos estudiosos afirman que condicionó su pensamiento ambientalista como una forma de rebeldía), pero su padre abandonó el hogar cuando Watson tenía 13 años, el cual empezó a presentar problemas de conducta, llegando incluso a ser arrestado. Estudió en la universidad de Furman, obteniendo la licenciatura a los 21 años. Tras esto, decidió ir a la Universidad de Chicago, donde comenzó a investigar los procesos de aprendizaje en la rata blanca. Sobre dicho tema presentó su tesis doctoral a la edad de 25 años, siendo el alumno más joven de la Universidad de Chicago en doctorarse, universidad que le contrató como profesor asistente. Tras cuatro años trabajando allí, se trasladó a la Universidad Johns Hopkins.
En 1909, por un golpe de suerte, Watson se convierte en editor de la revista Psychological Review, en la cual publica su famosa conferencia “Psicología vista por un conductista” en 1913, considerándose éste el momento fundacional del conductismo. Un año después, en 1914, es elegido presidente de la Asociación Americana de Psicología. En 1920 se descubre que Watson mantenía un affair con su ayudante, lo que causó tal escándalo que le obligó a dimitir en John Hopkins. Watson dejó de trabajar en el ámbito académico, y se dedicó al trabajo en publicidad, convirtiéndose en un importante publicista. En 1957, la APA recompensa a Watson con la Medalla de Oro. Watson fallece en 1958 en Nueva York.






En su visión sobre la Psicología Conductista, Watson se centra en la conducta observable (tanto humana como animal), la cual considera que ha de ser el objeto de estudio de la Psicología, y las relaciones entre el estímulo y la respuesta. En su opinión, el análisis de la conducta  y las relaciones eran el único método objetivo para extrapolar el método científico a  la Psicología.
Watson pasó a la historia de la Psicología por los experimentos para demostrar sus teorías acerca del condicionamiento de la reacción de miedo en un niño de once meses de edad y que ha pasado a la historia como el Pequeño Albert. En este experimento, pretendía demostrar cómo los principios del condicionamiento clásico, recientemente descubierto por Iván Pávlov podían aplicarse en la reacción de miedo de un niño ante una rata blanca. El experimento dio comienzo cuando Albert tenía 11 meses y tres días. Consistía en presentar al niño una rata blanca al tiempo que sonaba un ruido fuerte (el sonido producido al golpear una barra metálica detrás del niño).  Después de varios ensayos, el niño sollozó ante la presencia de la rata, y posteriormente generalizó su respuesta a otros estímulos (un perro, lana, un abrigo de piel, etc.). El experimento no concluyó, por lo que no se pudo alcanzar la fase de descondicionamiento.
Este experimento abrió el debate sobre la ética a la hora de experimentar con seres humanos, contribuyendo al establecimiento de límites.


Referencias:

0 comentarios: